Call us on  +7-926-050-70-97

Home » Blog » La estética del futbolista

La estética del futbolista

La estética de los futbolistas es de lo más variopinta. No solo por las locuras que se hacen en la cabeza, de la cual hablaremos un poco más adelante, sino también por la evolución de las equipaciones de los jugadores.

En ese sentido tenemos que al principio de los tiempos, la equipación más habitual eran jerséis de algodón, pantalones por debajo de las rodillas, sujetos con cinturón o tirantes y botas de cuello duro.

A menudo se ponían gorras que posteriormente solo las utilizarían los porteros.

Cuando ha ido evolucionando las marcas deportivas, las camisetas cambiaron a una especie de polos, con cuerdas, y unos pantalones minúsculos que dejaban las piernas mas al descubierto para un mejor movimiento.

Posteriormente, con más evolución, llegaron las camisetas ajustadas que marcaban el cuerpo, lo que fue un problema para los aficionados como yo, que estamos un poco entrados en carne y realmente no nos favorecían mucho…  Los pantalones ya se alargaron hasta por encima de las rodillas.

Ahora las camisetas no son tan justas y tienen una calidad deportiva de traspiración o térmicas que están muy bien.

Eso por un lado. Pero por otro,  está la estética de los jugadores. Cuando yo era pequeño, coleccionaba cromos de futbol y conocías a los jugadores, pero no solo por eso, sino porque algunos eran característicos. ¡Había jugadores con bigote! Como los Del Bosque, Carmelo, Calderé, Ivan Rocha…

Posteriormente llegaron jugadores sudamericanos, los cuales eran más extravagantes.

Teníamos a los argentinos, que para nosotros tenían todos melena,  Fernando Redondo, Batistuta,  incluso Messi, también europeos como Maldini.

Luego aparecieron los colombianos con sus bigotes y pelos rizados como Valderrama o Higuita. En Europa Ruud Gullid.

Luego ya había pelirrojos con pelo largo y barba a lo Alexis Lalas.

Postreiormente se llevó el look descuidado de Pirlo, Arda Turam, Gattuso…

Ahora lo que se lleva es el estilo hípster, con la cabeza rapada y con barba como hace Bencemá, Carvajal y demás. O a lo mohicano como Vidal.

Y es que la gente a veces es muy atrevida, pero ahora no ves a muchos melenas o gente con bigote jugando al futbol.

Y es que los tiempos cambian.

Autor:  Jordi Pina

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *