Call us on  +7-926-050-70-97

Home » Blog » Gestos bonitos del futbol

Gestos bonitos del futbol

El fútbol no es solo pasión, goles, polémicas, tertulia de los lunes e incluso desgraciadamente, peleas. También hay gestos que enternecen o ablandan el corazón de la gente o hacen esbozar una sonrisa solidaria.

Este fin de semana hemos podido ver dos claros ejemplos de esto.

El primero llegó cuando la Real Sociedad, equipo español de San Sebastián, anunciaba que había una persona, un chaval de 35 años,  que por desgracia de la vida, se había quedado en la calle. Llevaba durmiendo en los alrededores de la puerta 22 del estadio de Anoeta junto a su perro Mundo.

Se comenta que incluso gente del mismo barrio,  le traían comida de vez  en cuando e incluso ropa en determinadas ocasiones.

Después de 8 meses, los directivos del club vasco, tomaron la decisión de ofrecerle un trabajo de mantenimiento en el estadio. En principio de 2 meses y si va bien, pues prolongarlo. Esta bien que el futbol, que tiene mucho poder y dinero, pues ayude a la sociedad de vez en cuando, ya que es ésta, por la que existen y ganan tanto dinero.

Otro ejemplo de humanidad y ayuda a la sociedad, lo realizó el año pasado, el club Rayo Vallecano de Madrid, que en vistas de que una señora mayor de 85 años, se quedó sin dinero y las autoridades, por orden del banco iban a ejecutar una orden de desalojo, viéndose la señora en la calle. El Club Vallecano, después de semejante acto por parte de los bancos, decidió que pagarán el alquiler del piso de esta señora, por el resto de su vida. Estos gestos son los que hacen grandes a jugadores y a equipos. El Rayo es el equipo más solidario que conozco y eso, hay que reconocérselo.

El otro gesto bonito de este fin de semana, fue en la liga sueca. Si, es una liga “menor” pero es fútbol. Resulta que el equipo Gefle IF (puesto 15 de 16), que llevaba 12 partidos seguidos perdidos, disputaba un partido de fútbol contra el Kalmar, que iba el 5. Peter Bornegrim, un aficionado del Gefle, vio que su equipo jugaba a dos horas de donde él estaba, y pensó que sería bonito ir a verles, y además siendo tan lejos, lo mismo era el único hincha del equipo. Y así fue. Solo estaba él animando al Gefle y lo mejor de todo, el equipo visitante ganó el partido por 0-1 y todos los jugadores del equipo del Gefle fueron a la grada donde estaba él y lo festejaron juntos.

¡Qué bonito es el fútbol!

Autor: Jordi Pina

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *